Su Rincón Legal en Internet
El reconocimiento fotográfico en sede policial y la rueda de reconocimiento en sede judicial.
En España, el reconocimiento fotográfico, ha sido admitido por la doctrina de la Sala Segunda de nuestro Tribunal Supremo, como una diligencia idónea para incriminar al autor del hecho, fundamentalmente cuando tal reconocimiento policial haya sido corroborado ante el Juzgado de Instrucción e incluso en el acto del juicio oral.
miércoles, 2 de noviembre de 2011

  Señala la sentencia del Tribunal Supremo de 7 de julio del 2000, que “aunque como ha estimado la jurisprudencia, el reconocimiento fotográfico forma parte de los métodos legales existentes para llegar a la identificación del imputado, no lo es menos que también viene afirmando que su pertinencia y eficacia probatoria ha de estar supeditada a la provisionalidad y accesoriedad de la diligencia, en tanto que debe servir tan solo como medio inicial de posteriores investigaciones y diligencias de tipo identificatorio, ya que la verdadera diligencia de identificación procesal es la prevenida en los artículos 368 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal”. Esta diligencia la analizaremos posteriormente.

 Como dijo el Tribunal Supremo, en sentencia de 15 de junio de 2000, viene a establecerse que “el reconocimiento fotográfico realizado en sede policial, mediante la exhibición de un album o una serie de fotografías de delincuentes conocidos, que por sus modus operandi pueden ser sospechosos de haber cometido el delito que se persigue, constituye diligencia legítima de iniciación de la investigación, pero carece de virtualidad probatoria en sí, si bien puede tener eficacia cuando se corrobora en trámite judicial y se ratifica en las sesiones del juicio oral”.

 En cuanto al modo de practicar el reconocimiento fotográfico señala la sentencia del Tribunal Supremo de 16 de mayo de 2000 “que la exhibición de fotografías ha de practicarse de forma espontánea y aséptica, sin inducir o sugestionar a la víctima o testigo para que realice una determinada identificación. Asimismo se han de exhibir varias fotografías de muy diversa naturaleza con objeto de que la identificación resulte lo más aproximada posible, extremándose el cuidado cuando no exista más que un único testigo”. Esto en la práctica aunque suene muy bonito no siempre se cumple y a ello también ayuda que la práctica de esta diligencia policial no necesita de la presencia de Letrado.

 Como afirma el Letrado Don PEDRO ARANDA SANTIAGO colaborador del Despacho de Don LORENZO GARRIDO MARTÍN: “No siempre las actas de reconocimiento fotográfico muestran la total seguridad en la identificación que en ellas se plasma, primero por el nerviosismo que suele presentar la víctima o testigo, que no presta la atención suficiente, y que sólo piensa en salir de las dependencias policiales lo antes posible a lo que hay que sumar posibles inducciones por parte de los agentes principalmente si estamos ante un sospechoso que tenga una previa trayectoria delictiva”.

 Ante un reconocimiento fotográfico desfavorable a nuestros intereses se puede solicitar una rueda de reconocimiento ante el Juez Instructor, esta diligencia se regula en los artículos 368 a 370 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal señalando que quienes tengan un cargo contra una determinada persona, deberán reconocerla judicialmente a fin de que no ofrezca duda de quien es la persona a que aquéllos se refieren. Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo español, su objetivo es la determinación del imputado como sujeto pasivo del proceso.

 Se debe saber que para que la identificación que se realiza en la rueda de reconocimiento adquiera la condición de prueba de cargo, es necesario que el reconociente comparezca en el juicio y en presencia del tribunal, pueda ser sometido al interrogatorio de las partes sobre dicha identificación.

 El artículo 369 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, no establece el número de sujetos que deben formar parte de una rueda, lo habitual es que sean cinco personas incluyendo al sospechoso, para su práctica el Tribunal Supremo recuerda la necesidad de intervención del Juez Instructor y el Secretario Judicial así como la obligatoriedad en este caso sí, de la asistencia de Letrado. Las personas que forman la rueda de reconocimiento deberán presentar circunstancias exteriores semejantes al sospechoso, para nuestro Tribunal Supremo, la exigencia de semejanza entre las personas que integran la rueda se concreta en la imposibilidad de formar la rueda con un imputado que presente una nota peculiar de su semblante, fisonomía o estructura personal, de manera que esa nota característica de la persona debe concurrir en los integrantes de la rueda asegurando el requisito de la semejanza.

 El famoso penalista Don LORENZO GARRIDO MARTÍN afirma: “Que el Derecho penal busca la verdad real, y que la libertad es un bien jurídico de valor incalculable”. Destaca el Letrado la importancia de formar bien la rueda, para dificultar la identificación a la persona que se dispone a reconocer “Es común completar la rueda con detenidos en el propio Juzgado, y puede que no se ajusten a las características físicas de nuestro cliente, por ello sería bueno que nosotros mismos llevásemos alguno de los figurantes con la garantía de que se le parecen bastante”.

  El formar bien la rueda demostrará que la persona que pretende reconocer no tiene duda alguna y en caso de la que las tenga se podrá pedir el sobreseimiento provisional y archivo de la causa puesto que no habría motivo para atribuir un delito a una determinada persona, como recientemente ha logrado Don LORENZO GARRIDO MARTÍN de nuevo absolviendo a un cliente en el Juzgado de Instrucción nº 38 de Madrid de un caso grave de tráfico de drogas.

 Su despacho se encuentra en:

                                                          
Calle Príncipe de Vergara nº 13, 1º C. (Madrid)
                                                                                Tlf: 91 431 92 22
                                                                               Fax: 91 432 40 99

                                                                                  www.lorenzoabogadopenalista.com









ImprimirImprimirEnviarEnviar