Su Rincón Legal en Internet
No hay Vacunas: Peligro de Muerte
martes, 7 de marzo de 2017
 No pretendemos parecer alarmistas pero nos sorprende la pasividad de los gobernantes ante la insólita e inaudita situación de desabastecimiento de algunas vacunas en nuestro país… ¿O acaso deberíamos titular: “No hay vacunas, tranquilos, no pasa nada…”? Pues sí, pasa o puede pasar, y puede resultar muy grave.

 Listas de Espera también en las Farmacias

 Se da en las farmacias una situación anómala e inédita: La de la creación de Listas de Espera para adquirir las vacunas. Hay establecimientos que tienen centenares de solicitudes de dosis, las cuales, a este paso, las recibirían en un año, por lo que en muchos casos ya ni apuntan en lista de espera más solicitudes puesto que saben que no van a poder servir las vacunas. Los propios farmacéuticos no entienden lo que ocurre, ya que conocen el tiempo que transcurre para producir y poner a punto una vacuna, y sin embargo, a pesar de haber superado con creces ese tiempo de producción, el laboratorio sigue sin suministrarles el medicamento.

 Meningitis, difteria, tos ferina, tétanos…

 No hay o existen muy pocas unidades de vacunas para estas enfermedades. ¿qué ha sucedido? Las explicaciones que nos ofrecen son variopintas: Que son pocos los Laboratorios que fabrican estas vacunas, que hay mucha demanda y no fabrican tanto para cubrirla, que esas vacunas son muy “baratas” y los laboratorios prefieren dedicarse a comercializar otros productos más caros, más rentables para ellos… incluso se ha hablado que la producción se halla “escondida” en Hospitales Privados y hasta que se trata de una maniobra de las Farmacéuticas para conseguir que algunas de éstas vacunas se conviertan en obligatorias y por tanto, asegurarse, de esta forma, una producción rentable.

 Todas las explicaciones nos pueden parecer plausibles en la media que puede ser que para algunas multinacionales farmacéuticas, para algunos dirigentes de esas empresas, prioricen más los beneficios y la rentabilidad que el bienestar y la salud del enfermo. Más no obstante, advertimos que en años anteriores también se han ido dando episodios de falta de vacunas con cierta regularidad (aunque no de una forma tan estrepitosa como actualmente), por lo que las Autoridades Sanitarias se han dormido en los laureles ante un hecho que no porque les haya pillado de sorpresa –como dicen- es justificable, ya que sabían o podían conocer que una situación así se podría dar.

 Es lamentable que tengamos que soportar la falta de previsión y coordinación de las Autoridades Sanitarias que no han sido capaces (o no se han molestado) en preparar un plan de acción para evitar el desabastecimiento de vacunas –propio de países tercermundistas- en el que nos encontramos. Lo único cierto es que, ni las multinacionales farmacéuticas ni nuestros gobernantes, se preocupan del destinatario de esas vacunas, vacunas que pueden salvar la vida de un enfermo.

 ¡Basta ya de poner en riesgo la salud de la gente!

  JAVIER BRUNA REVERTER

                                                                            www.brunaabogados.com 


                                                           
ImprimirImprimirEnviarEnviar